aventuring respirar ejercicio

Conoce cómo respirar correctamente mientras se practica ejercicio

El deporte es una de las disciplinas que se deben practicar diariamente para poder gozar de una óptima salud. Las recomendaciones de los médicos son notables en este ámbito y deberías saber, que además de fortalecer los músculos y huesos, ayuda a aliviar la ansiedad y el estrés. Deportes existen en gran cantidad, pero existe un factor importante en ellos: la respiración. Si quieres saber cómo respirar correctamente durante el ejercicio, este artículo será de tu interés.

El oxígeno de la respiración es fundamental para el deporte

La respiración es crucial en el ejercicio. A través de ella, se obtiene el oxígeno que se necesita para que las células obtengan la energía necesaria y poder realizar la actividad correctamente. A veces, este oxígeno no es suficiente por una mala práctica en la técnica de respiración.

El acto de respirar, es un acto inconsciente, puesto que desde que nacemos es lo que necesitamos para poder vivir. Por ello, es una acción en la que no pensamos y tiene mucha más importancia de la que le ofrecemos. Respirar bien es crucial para obtener un buen rendimiento en el deporte, por lo que debemos tener en cuenta algunos principios para tener dosis de oxígeno.

Cuando realizamos deportes como correr o levantar pesas, no nos concentramos en el acto de la respiración, sino que únicamente nos fijamos en la acción y no en el cómo. Es importante que se controle la forma en que se hace y conocer cuál es el momento idóneo para tomar aire y expulsarlo.

¿Cómo respirar correctamente?

Es importante saber que tenemos dos vías de obtención de oxígeno: boca y nariz. Lo ideal es obtener el aire por la nariz, ya que entrará depurado al organismo para expulsarlo por la boca posteriormente. El modo de hacerlo mientras hacemos deporte es inspirar fuerte por la nariz y llenar los pulmones. La expulsión de dióxido de carbono, debe realizarse poco a poco y siempre por la boca para así, aumentar el rendimiento del cuerpo.

Si realizamos una carrera, es crucial que nos adaptemos a un ritmo respiratorio que sea constante en el tiempo que dure el ejercicio, puesto que el oxígeno aportado no debe interrumpirse. Al igual ocurre con un deporte aeróbico en el que las demandas son mayores. La mecánica debe hacerse como anteriormente se ha explicado par aumentar sus efectos.

Si por contra estamos llevando ejercicios de fuerza, debemos controlar la respiración y saber cuándo inspirar y expirar. La obtención de oxígeno será cuando estemos relajados para nutrir las células de la cantidad exacta para realizar la contracción, que será cuando expulsemos el dióxido de carbono.

Si seguimos estas pautas sencillas y las llevamos a cabo en el tiempo, aumentaremos la potencia y maximizaremos los efectos de la práctica del ejercicio. Además, el cuerpo también funcionará mucho mejor al estar correctamente oxigenado.

Category:Blog