Aventuring-dic.jpg

Como la mayoría de la sociedad, las personas mayores seguramente también habrán escuchado que la actividad física y por ende, los ejercicios, son buenos para ellos. Si actualmente esas personas se mantienen activas, es importante seguir haciéndolo.

 

Sin embargo, tal vez sea el momento de que las personas de la tercera edad hagan un esfuerzo un poco mayor, probando una actividad nueva o bien encontrando nuevas maneras de incluir ejercicio en su vida diaria.

 

No es relativamente importante el hecho de no haber hecho ejercicio previamente, sino que lo fundamental es centrarse en la razones que explican por qué es importante que las personas de cierta edad sigan haciendo actividad física.

 

¿Por qué es tan importante la actividad física para ellos?

 

Hacer ejercicio actividad física con regularidad es fundamental para la salud física y mental de todas las personas, incluidas las personas de avanzada edad. Ser activo físicamente puede ayudar a seguir haciendo las cosas que disfrutamos y a mantenernos independientes a medida que envejecemos.

 

Realizar actividad física con cierta regularidad a través de largos periodos de tiempo, puede significar tener beneficios a largo plazo. Por ese motivo, los expertos en salud anuncian que los adultos mayores tienen que ser activos todos los días para así mantener su salud óptima.

 

Una de las ventajas principales de la actividad física es que hay muchísimas formas de mantenerse activos.

 

Por ejemplo, las personas pueden hacer un poco de actividad física física durante varios momentos del día o bien, programar horas concretas durante días específicos para la realización de los ejercicios. Muchas de esas actividades físicas, como puede ser caminar rápido o usar las escaleras, son gratuitas y no requieren un esfuerzo elevado. Asimismo, se puede tener puesto un vídeo de ejercicios en alguna aplicación o bien, usar un centro de acondicionamiento físico en un centro para adultos.

 

¿Cuál es la diferencia entre la actividad física y el hacer ejercicio?

 

La actividad física y el ejercicio, son términos que en realidad se refieren a movimientos voluntarios que se realizan por las personas que desean quemar calorías. Actividad física, guarda relación con las actividades que hacen que el cuerpo se mueva , tales como trabajar en el jardín por ejemplo, pasear al perro, bailar, o bien usar las escaleras en vez del ascensor.

 

Por otro lado, los ejercicios son una forma de actividad física que es planificada, estructurada y que se hace de manera repetitiva, como el entrenamiento con algunas pesas, el yoga, el pilates o una clase de ejercicios de índole aeróbica.

 

Tanto la actividad física como los ejercicios, son fundamentales y pueden traducirse en mejorar la habilidad para hacer actividades diarias que disfruten esas personas. Existen muchas maneras de ser activo físicamente todos los días, pero lo fundamental es encontrar algo que disfrutemos y que incluyamos en nuestra rutina habitual para aumentar el nivel de actividad durante el día. Poder realizar actividad física, ayudará a afrontar la etapa de la vida con mayor optimismo y relacionarse con otras personas de una forma independiente.

 

Asimismo, existen estudios que señalan que el ejercicio es la capacidad de retrasar el envejecimiento del cerebro y prevenir enfermedades neurodegenerativas. Además de las ventajas que hemos comentado anteriormente, las personas que realizan alguna actividad física coordinan de una mejor forma, reducen el riesgo de accidentes como tropezones o caídas, mejora el estado anímico y reduce el estrés y el insomnio, tan propio de esta edad.

 

Otra parte, debido a que el ejercicio ayuda a mantener el peso adecuado y rebajar la proporción de grasa, fortalece el autoestima, mejora el concepto de imagen corporal y disminuye por tanto, el riesgo de sufrir obesidad y depresión. Además, también significará que se tendrá la capacidad de controlar el nivel de azúcar en sangre y se mejorará la presión arterial y la respiración.


Aventuring.jpg

Los amantes de los deportes en invierno tienen que tomar también precauciones durante los meses de invierno, puesto que con la nieve también se combina la radiación solar, la que se refleja la nieve y la altitud. Quienes sean amantes de la nieve y los deportes de invierno en general, tendrán que extremar precauciones en cuanto a autoprotección.

 

En las montañas nevadas, encontramos la radiación solar la que está reflejada en la nieve y la latitud, que son los tres factores que pueden incidir en la piel de manera grave si no nos la protegemos debidamente.

 

¿Qué ocurre en la nieve?

 

Recibir la luz del sol tiene importantes beneficios para el organismo, ya que favorece la síntesis de la vitamina D, que es beneficiosa para absorber el calcio en huesos y además, es relevante para conseguir mejorar el estado anímico. A pesar de ello, el hecho de permanecer durante mucho tiempo sin fotoprotección al sol, puede contener consecuencias nefastas para la piel y el principal riesgo se deriva de la radiación ultravioleta del sol, que es la responsable de los procesos de irritación en la piel en envejecimiento y enfermedades cutáneas.

 

Además del tipo de radiación, también es importante conocer cuáles son los factores que influyen en la acción del sol en la piel. De esta manera, hay que tener en cuenta que cuanto más alto nos encontremos, más intensa será la exposición. Además de ello, también influirá la oblicuidad de rayos del sol con la tierra, un factor que muchas personas no reparan atención y que también merece conocer.

 

Todo ello dependerá de la estación en la que nos encontremos, el momento del día y la altitud y latitud que exista

 

Por ejemplo, también es importante tener en cuenta el clima, ya que durante la lluvia, las nubes se encargan de absorber algunas radiaciones y en el caso de la nieve, refleja hasta al 85 por ciento de los rayos solares.

 

La piel durante el esquí o deportes de nieve, está expuesta al 100 % de la radiación  e incide directamente sobre ella. El 80 por ciento de la radiación que se refleja en la nieve y el 20 por ciento que se corresponde a la altura de la estación de esquí.

 

Por ese motivo, diariamente y en el momento que practiquemos deportes en la nieve, deberemos emplear productos con filtro solar. La fotoprotección es importante en las personas que tengan la tez blanca y los ojos claros, que sean rubios o bien pelirrojos. Eso se debe a que son más sensibles al sol y pueden presentar diversas manchas o pecas.

 

La mayoría de las personas no llegan a un proceso de bronceado, sino lo que hacen es quemarse y presentan un mayor riesgo de padecer enfermedades graves en la piel. La fotoprotecion también es obligatoria en el caso de los niños, puesto que si hay un exceso de sol a los menores se asocia con un riesgo de padecer enfermedades graves también en la piel.


Aventuring.jpg

Hacer deporte durante cualquier momento del año nos reportará muchos beneficios. En primer lugar, el ejercicio al aire libre es una excelente manera de curar lo que se conoce popularmente como “depresión invernal”. Por otro lado, el ejercicio también aumenta los niveles de energía, que tienden a ser menores durante las épocas de días fríos o días más oscuros. Por otra parte, cabe destacar que el ejercicio también estimula el sistema inmunitario, por lo que es posible que notemos que sufrimos menos resfriados en invierno.

 

Es importante vestirse con capas para hacer deporte en invierno al aire libre

 

Posponer los ejercicios puede resultar muy cómodo para muchos de nosotros, pero es importante conservar la buena salud del corazón y que continuemos con nuestra rutina habitual de ejercicio durante los meses de frío.

 

Con ropa y con la planificación adecuada, tenemos la posibilidad también de realizar ejercicio al aire libre durante los días de frío. Respecto a las sugerencias y recomendaciones a la hora de hacer ejercicio en condiciones de frío, la primera es comenzar de manera gradual a ponerse en forma.

 

Si hemos estado haciendo ejercicio realizando actividades energéticas, estaremos listos para practicar deportes de invierno, pero al igual que ocurre con cualquier ejercicio debemos empezar a ponernos en forma paulatinamente a medida que volvemos de las vacaciones.

 

Por otra parte debemos vestirnos en capas. Independientemente de que vayamos a estar el aire libre en medio del frío, no hay que vestirse con ropa muy abrigada. El ejercicio genera mucho calor y cuando reduzcamos la intensidad del ejercicio y el sudor empiece a secarse tendremos aún más sensación de frío. Por todo ello, lo mejor es vestirse con capas de ropa que podamos quitarnos una vez comencemos a sudar y después volver a ponérnoslas cuando nos vayamos enfriando. Por otra parte, hay que evitar también la ropa de algodón ya que absorbe el calor y el sudor y se mantiene la humedad.

 

Las nuevas telas que absorben la humedad y la alejan del cuerpo son las alternativas ideales para la primera capa que está en contacto directo con la piel. A continuación, lo mejor es ponerse prendas hechas de vellón sintético para que traspase el aire.

 

Una parte fundamental también es protegerse las manos y los pies. Cuando nosotros salimos al frío, la sangre se dirige directamente al centro del cuerpo. ¿Qué quiere decir esto? Que es más probable que se enfríen las manos y los pies, por lo que es mejor ponerse guantes delgados debajo de guantes que sean más gruesos y proteger nuestros pies con zapatos de invierno y calcetines que sean térmicos o con dos calcetines corrientes.

 

Tampoco debemos olvidarnos de la cabeza ni del cuello, ya que el 50 % del calor del cuerpo se pierde por la cabeza y el cuello. Lo mejor es utilizar una bufanda y un gorro o lo que se conoce comúnmente como una braga para el cuello.

 

Deberemos también taparnos la boca. Gracias a la bufanda o la braga que hemos utilizado anteriormente, podemos subírnosla para proteger la zona bucal y que el frío no sea respirado por la boca o por la nariz.

 

También es importante si vamos a salir durante la tarde aplicarse protector solar, ya que podemos sufrir quemaduras solares con la misma facilidad que en verano, especialmente si hacemos ejercicios en la nieve o lugares de gran altitud.

 

Tal y como ocurre durante toda la época del año, es importante mantenerse hidratado. No hay que olvidar tomar mucha agua antes y después del ejercicio, así como durante el mismo. Una persona se puede deshidratar tanto en verano como en invierno.

 

Es importante beber agua y no beber ni bebidas azucaradas ni zumo, porque las bebidas contienen más porcentaje de azúcar y no se absorben con el ejercicio. En caso de que la sesión de ejercicios dure menos de una hora y media da igual tomar bebidas deportivas. Esas bebidas deportivas generalmente contienen menos carbohidratos, pero si se toman demasiadas podríamos ingerir un exceso de calorías.

 

También es importante proteger los ojos con gafas aunque estemos en la nieve porque hay riesgo de deslumbramiento y poner especial atención a la dirección del viento ubicándonos de cara al viento al comenzar la sesión de ejercicio para tener el viento de espaldas cuando vayamos de regreso a casa.

 

Por último, también es importante evitar el consumo de alcohol, ya que aumenta la pérdida de calor corporal y hay más posibilidades de presentar hipotermia. Además, es posible que no nos permita tomar las decisiones más acertadas durante una emergencia en condiciones de frío. Para curarnos en salud, lo mejor es dejar cualquier bebida alcohólica aparte.


Aventuring-sept.jpg

Practicar deporte es una de las prácticas más saludables que podemos hacer en nuestro día día. Los médicos recomiendan practicarlo durante al menos media hora durante cuatro días a la semana. La llegada del otoño, hace que muchas personas piensen que al no lucir el cuerpo en las playas y las piscinas, conlleva que no debamos cuidarnos, pero no es así. En este artículo hablaremos sobre las razones que explican por qué es importante hacer ejercicio durante la estación del otoño y qué beneficios tiene.

 

Sin duda, realizar deporte durante el otoño es la etapa más adecuada para hacerlo

 

Durante esta estación, las temperaturas elevadas se vuelven más frescas y además, no hace el frío que suele hacer durante los meses de invierno. Si bien es cierto que los días son más cortos y llegan algunas lluvias, es posible disfrutar plenamente de este periodo realizando actividades al aire libre.

 

Respecto a cuáles son los consejos para hacer ejercicio en otoño, encontramos en primer lugar no pasarnos con la utilización de ropa de abrigo especialmente si realizamos actividades intensas. Lo mejor es llevar varias capas de ropa para poder quitarnos las más abrigada al entrar en calor.

 

Cuanto más baja sea la temperatura, más tiempo deberemos calentar los músculos para no sufrir de esta manera una lesión. Además, en otoño el aire suele ser más seco y frío, por lo que es importante controlar la respiración por la boca.

 

En caso de que se produzcan lluvias, lo mejor es optar por un cortavientos que repela el agua. Es preferible no llevar prendas de algodón, puesto que al empaparse suponen un lastre ya que pesan más y tardan mucho en secarse.

 

También es importante hidratarse correctamente, aunque las temperaturas no sean elevadas. A pesar de que no sintamos la misma sequedad durante los meses estivales, es primordial hidratarse antes y después del ejercicio.

 

¿Qué deportes practicar en otoño?

 

Fútbol, baloncesto, footing o natación son algunos de los deportes más habituales. Sin embargo, durante la estación del otoño existen algunos que son más aconsejable es que otros. El primero de ellos es el yoga. Al volver a la rutina, es una actividad idónea para relajarse y se puede practicar directamente en casa o bien en una zona tranquila de algún parque de la ciudad. Por último, también podemos practicar Taichi si buscamos controlar la tensión y la ansiedad.

 

Por otro lado, las caminatas por la montaña también ofrecen grandes beneficios y la naturaleza nos relaja regalándonos unos paisajes maravillosos durante el otoño. Además de este deporte, el footing es una de las prácticas más extendidas y el otoño es el mejor momento para salir a correr.

 

Sin duda, esta época de vuelta a la rutina puede llegar a ser estresante, pero gracias a los deportes que comentamos en este artículo es posible abandonar esta sensación y disfrutar de todos los beneficios que conlleva practicar deporte también durante la estación del otoño. Gracias al hecho de tener un mejor tiempo y unas temperaturas más suaves, nos animará a salir de casa para ponernos en forma.


Aventuring-agosto.jpg

Para muchas personas escalar montañas puede ser peligroso, pero para otras es un deporte de aventuras alucinante. Lo cierto es que escalar montañas cada vez está teniendo mayor aceptación entre las personas, que se aventuran a practicar este deporte durante sus días de tiempo libre.

 

Hacer montañismo no solo desarrolla nuestra fuerza y resistencia sino que va a facilitar nuestra dieta

 

Los beneficios que hay al escalar montañas son incontables, pero haremos una selección de los más destacados. Hacer montañismo no solo desarrolla nuestra fuerza y resistencia sino que va a facilitar nuestra dieta. Además, es fácil darnos cuenta de que la comida poco saludable no aporta la energía necesaria y con esta actividad, conseguiremos cuidarnos más y entrenar a nuestros pulmones.

 

Asimismo, veremos lugares que muy pocas personas pueden ver. Todos podemos observar espectaculares fotos fotografías en Internet, pero es muchísimo mejor vivirlas en persona. El tiempo y el esfuerzo que requiere escalar una montaña no está al alcance de todos, ya que requiere de una preparación física previa.

 

Cuando pisamos una cumbre, podemos estar bastante seguros de que somos una parte muy pequeña de personas que han conseguido hacerlo y de que el paisaje contemplado lo han visto poca gente.

 

Por si fuese poco, conoceremos gente especial. La gente que practica senderismo y alpinismo, generalmente son personas interesantes con mucha vida. Siempre encontraremos cosas en común para compartir. Su personalidad es positiva, fuerte, confiable y son muy felices de encontrarse en un lugar que les arranca este tipo de sonrisas y sensaciones.

 

No debemos perder la oportunidad de hacer amigos o bien unirnos a algún grupo de montaña, ya que el objetivo de todos es único: disfrutar de la belleza que ofrecen los espacios salvajes de la naturaleza.

 

Por otra parte, las montañas tienen algo especial, que puede llamarse también magia. Puede que sea por ese contraste entre el peligro y la hermosura o porque pone en nuestra vista cosas grandes que nos hacen sentir muy pequeños. Aunque no lo sabemos, tenemos la sensación de que la conexión entre hacia ella es existente, y allí en esos lugares los problemas de la vida cotidiana se disuelven.

 

Por otro lado, nos enseñan a tener paciencia, persistencia y gratitud. Aprenderemos a no rendirnos, sabiendo que hay una recompensa más allá del esfuerzo. Podemos estar meses o incluso varios de ellos con intentos fallidos y dolor, pero sabemos que al final lo vamos a lograr. Es alcanzar una meta, un sueño y una sensación que es adictiva.

 

Por otra parte, también no sensibiliza con nuestro entorno. Después de contemplar la manera en que lucen lugares que han sido poco tocados por el humano, nos darán ganas de protegerlos. Es posible que hasta lleguemos a entender por qué hay tantas reglas que cumplir en parques protegidos e incluso lo agradeceremos.

 

Reciclaremos más, tendremos bitos más sostenibles o reutilizaremos todo aquello que no utilizamos. También nos enseñarán a ser positivos. Y por último, es la mejor manera de disfrutar de los pequeños placeres de la vida.


Aventuring-imagen-julio.jpg

El verano es la época más especial para muchas personas por la llegada de las ansiadas y merecidas vacaciones. Tras largos meses trabajando, con estrés e incluso ansiedad, llega el momento de olvidarse de todo y evadirse a través de la tranquilidad y el ocio. En aventuring, proponemos una serie de actividades con las que las personas podrán disfrutar de todo ello. En este artículo, queremos hacer hincapié en los tips que debemos seguir para evitar un golpe de calor, ahora que las temperaturas en algunas ciudades son extremas.

 

El golpe de calor se produce porque nuestro cuerpo se dispara hasta los 40 ºC

 

El deporte es fundamental para gozar de una buen salud. Todos los médicos recomiendan practicarlo regularmente al menos 30 minutos o 1 hora. A pesar de ello, la combinación de altas temperaturas, humedad y el cansancio de los ejercicios, puede ser una combinación explosiva y perjudicial.

 

El golpe de calor en el deporte se considera como la segunda cosa de muerte en los deportistas, tras las lesiones de índole medular o cerebral. Es muy importante entender cuáles son las causas fisiológicas para entender el riesgo y sobre todo, prevenirlo.

 

El golpe de calor se produce cuando existe un fracaso multiorgánico, que afecta a los órganos internos. Este hecho es derivado de una subida de la temperatura corporal por encima de los 40 ºC y un fallo en los mecanismos termorreguladores por una sobrecarga térmica de origen exógeno, en el exterior, o endógeno, en el interior.

 

Al producirse un exceso de temperatura en nuestro cuerpo, nuestra frecuencia respiratoria aumentará mientras los vasos sanguíneos de la piel se dilatan, de modo que se pueda perder más calor con la respiración, el aumento de circulación en la piel y la subida de sudoración. De esta manera, la sangre oxigenada que alcanza los tejidos y órganos internos, se reduce.

 

Existen ciertos factores de riesgo para que se produzca un golpe de calor: mala condición física, exceso de grasa corporal, deshidratación, afecciones médicas, historial de otros golpes de calor, falta de sueño, ingesta de medicamentos y falta de conocimientos sobre el golpe de calor.

 

¿Cómo podemos prevenir un golpe de calor?

 

Las recomendaciones van ligadas a aplicar nuestro sentido común a la hora de hacer deporte, así como a las condiciones climáticas que existan. Deberemos permanecer en zonas frescas y aisladas, no realizar ejercicios en las horas centrales de más calor y usar tejidos que protejan del sol y a su vez, favorezcan la transpiración.

 

Además, permaneceremos alerta a la hidratación y a nuestra alimentación, daremos tiempo al organismo para recuperarse entre cada actividad deportiva, no nos expondremos al sol hasta después de las 17:00 horas, trataremos de dormir adecuadamente y consumiremos frutas y verduras.

 

Todo ello acompañado del hecho de evitar aglomeraciones, refrescarse tirándose agua si hace mucho calor frecuentemente, beber isotópicos aunque no tengamos sed, evitar el alcohol, el tabaco, no tomar infusiones calientes o que estén azucaradas, usar ropa ligera y holgada de colores claros y muy importante, utilizar gorra para proteger nuestra cabeza tanto del sol como del calor.


Aventuring-junio.jpg

Hacer deporte es necesario para disfrutar de una óptima salud. Los beneficios abarcan desde tener un cuerpo más tonificado hasta vivir con una salud mental mejor. A la hora de hacer  deporte es importante definir cuál de ellos es el que más nos interesa y en base a ello, prepararnos para vestirnos debidamente. Un elemento que no conoce mucha gente es la importancia que existe al elegir la ropa deportiva, puesto que hay que fijarse en ciertos aspectos para que la práctica sea adecuada.

 

Si hacemos crossfit lo más adecuado es usar shorts leggings

 

Más allá de que el calzado sea importante, la ropa es esencial para que las sesiones de deportes sean cómodas y saludables. En este caso no todo se centra en las modas que haya, sino en disponer las prendas adecuadas a la época del año.

 

Cada rutina deportiva necesita de una técnica, pero también de la ropa. Es cierto que podemos combinar distintas disciplinas sin tener el armario de prendas concretas. A pesar de ello, es importante remarcar que no es lo mismo hacer deporte al aire libre que hacerlo en el hogar.

 

Existen tres palabras básicas a la hora e comprar ropa que no debemos olvidar: funcionalidad, durabilidad y sobre todo, comodidad. Todo ello sin olvidarse del diseño, la calidad de las prendas y el precio. Como indicábamos anteriormente, lo mas importante es definir qué tipo de deporte queremos hacer. Por ejemplo, si optamos por la bicicleta, un pantalón ancho no sería cómodo. Si hacemos deporte en zonas al aire libre, lo mejor es optar por prendas más ajustadas que nos den libertad y flexibilidad.

 

Olvidémonos de la apariencia, en este caso debemos primar la comodidad por encima de todo y olvidarnos de que nuestra figura se vea mejor o peor con las prendas. Respecto a las telas, si hacemos ejercicio al aire libre y  requiere de cierto esfuerzo, optaremos por prendas que transpiren. El cuerpo necesita ventilación para mantenerse lo más seco posible.

 

Así, no es recomendable utilizar prendas de algodón que requieran de alto rendimiento por el hecho de que no transpiran bien. Asimismo, se mojan con el sudor y hace que pesen más. Esto no sucede con materiales como el nailon o el poliéster, ya que expulsan el agua.

 

Lo mejor es emplear el sistema de capas, especialmente en días que haga más fresco. Es decir, utilizar chaquetas o pantalones largos que puedan hacerse cortos o bien, quitarse para dejar al aire libre los shorts.

 

Respecto a la tonalidad, lo mejor es elegir prendas oscuras si queremos afinar nuestra figura. A pesar de ello, no tiene por qué traducirse en que sean negras, sino que pueden ser grises marengo o azules marino. Por último, respecto al calzado, notaremos por calzados que tengan la forma del pie y que nos permita proporcionarnos un apoyo más natural, similar a la sensación de correr sin calzado.

 

De ese modo, el pie apoya sobre la parte media y delantera, como diferencia del apoyo con el talón que se realiza con las zapatillas deportivas más tradicionales.


Aventuring-mayo-1280x852.jpg

Realizar actividad al aire libre es apasionante y si es con Aventuring, mucho más. Sin embargo, no por ello debemos descuidar nuestra piel, ya que podría sufrir graves consecuencias. Al hablar de protección del sol en nuestra piel, solemos pensar que es un asunto que tan solo incumbe cuando estamos en zonas de playa o piscina, cuando no es así. Por ese motivo, hoy os traemos 5 consejos para que vuestra piel esté protegida debidamente.

 

1. Utilizar una crema de protección solar natural

 

El consejo más obvio se basa en el uso de una crema solar natural. Las personas consideran que únicamente se debe utilizar al exponerse al sol estando tumbados, pero no es así. En caso de que pasemos horas al aire libre, también podemos quemarnos con el sol. Es importante utilizar un factor que sea adaptado a nuestra piel, que en caso de que sea sensible deberemos usar la de 50 FPS. Asimismo, deberemos conocer cuál es el período de protección que ofrece cada crema y es muy sencillo. Si la crema posee FPS 30, significará que el efecto nos duraría 5 horas, aunque el sudor podría disminuir este tiempo. Por ello, lo mejor es aplicar crema solar cada 2 horas.

 

2. Beber agua para hidratar nuestra piel

 

A pesar de que en verano los cócteles y las cervezas apetecen mucho más, lo cierto es que deberemos beber mucha agua si queremos obtener una óptima hidratación. El agua cuenta con miles de beneficios para la salud y uno de los más relevantes se basa en que el agua se encarga de hidratar nuestros órganos internos y la piel.

 

En el momento en que la piel se quema, las quemaduras solares absorberán el agua del cuerpo, por lo que deberemos recuperarnos ingiriendo más cantidad. Asimismo, el agua dará ese aspecto luminoso y saludable a nuestra piel que tanto nos gusta. Lo ideal es beber de 2 litros a 2 litros y medio de agua diarios.

 

3. Llevar manga larga y proteger la cara del sol

 

En día que haya mucho sol, es preferible llevar manga corta aunque parezca una locura. Sabemos que las personas llevan manga corta y shorts, pero debemos fijarnos en zonas calurosas como los desiertos para comprender el porqué es mejor llevar manga larga. En estas zonas, las personas se cubren por completo con este tipo de ropa y gorras para proteger la piel de una exposición duradera al sol.

 

Podemos usar tejidos como el lino que son más fresquitos y dejan transpirar la piel o bien, ropa de protección solar que se identifica como FPU.

 

4. Dejar de fumar

 

Para proteger a nuestra piel, un remedio infalible es dejar de fumar. En caso contrario, dañaremos al colágeno y la elastina del cuerpo, creando arrugas de manera precoz. Asimismo, el tabaquismo está relacionado con el cáncer de piel, entre otras patologías, por lo que es preferible abandonarlo cuanto antes.

 

5. Cambiar la manera de ducharnos

 

El sol y el calor dañan nuestra piel, por lo que deberemos lavarla de manera más suave con duchas cortas, de agua templada. Además, emplearemos productos de higiene de cosmética natural y ecológicos.

Siguiendo estos consejos, tendremos la posibilidad de lucir una piel perfecta también en verano y a su vez, cuidaremos de nuestra salud a nivel general.


Actividades-para-soltar-adrenalina.jpg

Las actividades que liberan adrenalina son cada vez más demandadas por la gente, ya que rompen con la monotonía y tienen una serie de beneficios muy destacables. En Aventuring, una gran parte del catálogo de actividades que tenemos acaba liberando adrenalina por doquier, ya que son juegos donde la agitación es constante y donde mover el esqueleto es parte fundamental.

Hay que tener en cuenta que la adrenalina es un estimulante, que ayuda a potenciar además cualidades deportivas en diferentes niveles. Mucha gente asocia la adrenalina a situaciones como el estrés, y, aunque es cierto que los nervios la liberan, generalmente esta sustancia va a asociada a actividades que son beneficiosas para el organismo.

Así pues, podemos decir que la liberación de adrenalina es buena para la salud. Algunos de los efectos que puede tener en el cuerpo liberarla pueden ser los siguientes:

  • Las pupilas se dilatan, lo que hace que tengamos una mejor visión y estemos más alerta ante diferentes estímulos.
  • Aumenta la glucosa en sangre de músculos e hígado.
  • Se segrega dopamina, que es la conocida como hormona del bienestar, por lo que muchas personas acaban asumiendo la liberación de adrenalina como algo positivo.

 

4 beneficios de liberar adrenalina al realizar actividades

 

Como hemos mencionado, una gran parte de las actividades que ofrecemos tienen como consecuencia liberar esta sustancia. Entre los diferentes beneficios de la liberación de adrenalina, podemos destacar estos:

  • Se crea una sensación de euforia, lo que hace que las personas se sientan mucho más “vivas” cuando practican alguna actividad que la libere.
  • La adrenalina es capaz de relajarnos, ya que, tras el subidón, el cuerpo descansa mucho mejor.
  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Gracias a esta hormona, hay una mejor oxigenación de la sangre y la respiración es mucho más profunda y, por lo tanto, más efectiva.

Actividades-de-ocio-en-familia-Barcelona-1280x853.jpg

El calor empieza a ser protagonista en nuestro país y con la llegada de éste las ganas de hacer cosas y estar activos aumentan de manera considerable. Realizar actividades al aire libre, disfrutar del sol y el buen tiempo son placeres que solo estos meses del año permiten tener, por lo que nada mejor que aprovecharlos al aire libre, y más después de una pandemia que tanto tiempo nos ha tenido encerrados en casa.

Los niños, sin duda, son los que más pueden sufrir el encierro y el estar metidos en el hogar demasiado tiempo, por lo que hacer planes durante esta temporada es primordial si no queremos que se aburran o hagan otras actividades mucho menos provechosas. Eso sí, siempre teniendo en cuenta las recomendaciones para no sufrir insolaciones o deshidrataciones que puedan perjudicar la salud.

Desde Aventuring contamos con un gran número de actividades para toda la familia, tanto para un evento puntual como para cumpleaños. De hecho, contamos con juegos que permitirán a los padres relajarse mientras sus niños se divierten disfrutando de la experiencia de más de 3 horas que ofrecemos en Aventuring para los más peques de la casa.

Eso sí, no solo los más pequeños pueden participar. Si los adultos tienen ganas de jugar a los juegos, ¡son más que bienvenidos! Pueden apuntarse los niños por su cuenta o bien padres e hijos juntos, todo depende de las ganas que tengan los más mayores de acompañar a sus retoños en las variadas aventuras que ponemos a su disposición.

Además de esta propuesta, desde Aventuring contamos con otras actividades que pueden satisfacer a los pequeños. Los karts, Humor amarillo o Paintball son buenos ejemplos de actividades que pueden realizar. Eso sí, siempre con la vigilancia oportuna, ya que son actividades pensadas para jóvenes con un poco más de edad que los juegos infantiles.


Humor Amarillo donde tú quieras
¡Reserva Ya!